Ser el primero puede no servir de nada

tumblr

 

Tenía pendiente escribir sobre la compra de tumblr por Yahoo!, pero llego tarde y ya se ha dicho todo lo necesario.

Pero me he tropezado con una historia curiosa: tumblr no fue el creador de la categoría tumblelog. De hecho, fue “el tercero de su clase”. Chris Neukirchen, un alemán de 17 años, no muy satisfecho con las plataformas de la época, decidió crear algo que le sirviera para compartir enlaces, citas y otro tipo de contenido que no le diera para un post en su blog. Así nació anarchaia.

Anarchaia serviría de inspiración para Projectionist: un tumblelog con un diseño bastante más trabajado y que si entráis os recordará bastante a tumblr. De hecho, cuando Karp estaba comenzando con su criatura contactó con los creadores de Projectionist porque fue de sus grandes inspiraciones.

De hecho, Projectionist apareció durante algún tiempo en las FAQs de Tumblr, aunque con el crecimiento de la plataforma acabó siendo eliminado.

[pullquote position=”right”]David Karp no fue el primero, pero hizo algo que no hicieron sus predecesores: creó una plataforma[/pullquote], un servicio. Cualquier podía registrarse y tener su tumblr.

Parece que los pioneros no le guardan ningún rencor, aunque la declaración de Molina (uno de los creadores de Projectionist) denota cierto tono amargo: a menudo la historia se olvida de los que plantaron la primera semilla.

La historia completa en Daily Dot.

Control en la era del trabajador del conocimiento: ¿tiene algún sentido?

Siempre que hablamos de productividad, control del tiempo del empleado y otro tipo de historias aparecen de forma recurrente 2 temas: el teletrabajo y el control de accesos a sitios de ocio en la red (redes sociales, blogs,…) o cualquier otro tipo de programas (buscaminas y solitarios de esos)

El genérico término de “trabajador del conocimiento” implica una serie de cosas importantes: no se trata generalmente de tareas exentas de creatividad, de ciertas de dosis de inspiración, que son difícilmente medibles. No se trata de trabajo fácilmente cuantificable en unidades por hora (¿has hecho hoy 3 análisis web en dos horas y has contestado 12 mails? Yupi!) y en gran medida el trabajo que se saca depende de la motivación y del afán de superación del empleado. De la persona en cuestión.

Obreros en la fábrica
No, el trabajo que hacemos ya no es de cadena.

Saco este tema ahora por dos cosas: dejé en borradores un post sobre la decisión de Yahoo! de acabar con el teletrabajo, y antes de ayer mantuve una interesante conversación con un buen amigo de la infancia. Trabaja en una pequeña empresa abulense (menos de 5 empleados) como diseñador y hace poco le instalaron un programa para controlar “lo que hace y que incremente su productividad”.

Continuar leyendo “Control en la era del trabajador del conocimiento: ¿tiene algún sentido?”