Las trampas de la estadística

Estos datos tienen la misma media, varianza, correlación y regresión:

Es el cuarteto de Anscombe. Si sólo miramos media y varianza no somos capaces de ver ninguna diferencia. Pero si echamos un vistazo a los datos, la diferencia salta a la vista.

Igualmente, si el que hace los gráficos los utiliza para pintar la realidad que quiere, tampoco son útiles. Son incluso más fáciles de manipular.
Ejemplos pre-electorales hay muchos:

Gráficos electorales manipulados Gráficos electorales manipulados: datos de parados

Podría haber cogido cualquiera de este post de los Replicantes, pero ese nos vale. Creo que ya todos sabemos de lo que hablamos.

Los datos tienen que contar historias… Y más de una vez se fuerzan los ejes, se usan las medias y varianzas como si fueran armas arrojadizas y se ofuscan los datos para que todo encaje.

Al final, importa tanto la voluntad de analizar con sinceridad y sin sesgos como las herramientas que usemos.

Imagen: Visual.ly

Iván Fanego

Economista y MBA Internacional. Más de 10 años de experiencia en entornos digitales, de Innovación y Marketing. Mente analítica, corazón geek. Fan de Nintendo, el buen café y el chocolate negro.

Subscribe to Transformación Digital, Startups, Marketing, Geek

Get the latest posts delivered right to your inbox.

or subscribe via RSS with Feedly!